martes, 3 de marzo de 2009

en busca de la diva suicida (I): Carmen Miranda y La Lupe

Hace ya bastantes años, una amiga me explicó una historia que me persigue cual fantasma caprichoso.
Dicen que cierta diva de la canción, vacía de tanto éxito, despechada mil veces y exhausta de su propio mito, decidió un buen día despedirse de este mundo... y dejar un bonito cadáver. Digno de ella.
Dijo adiós a sus íntimas y preparó cuidadosamente su lecho de muerte. Se bañó en deliciosas sales y esencias, perfumó su piel de diosa, rasuró su venerado coño con forma de corazón, eligió sus mejores prendas, llenó la habitación de flores frescas, cubrió su cama con las sábanas más delicadas en las que desease una diosa ser hallada por última vez.
Se tomó un cóctel de pastillas letal y aguardó la dulce muerte...
Ella esperaba un sueño suave pero, en su lugar, le sorprendieron profundas e insoportables arcadas.
Nuestra diva suicida se apresuró por el pasillo rumbo al baño. No era cuestión de ensuciar de tal manera su meditado y hermoso lecho. Pero, con las prisas, resbaló en sus propios vómitos.
Así la descubrieron: desnucada contra la taza del water en el charco inmundo de sus entrañas......
Una diva de verdad muere así.
La primera vez que me contaron esta historia, fue atribuída a La Lupe. Durante años yo la relaté mil veces y nunca nadie contrastó mis datos. Así son las leyendas, los relatos inolvidables. Se ofenden ante la veracidad. Hace poco otra amiga me contó la misma anécdota sublime, pero esta vez se trataba de Carmen Miranda.
Los nuevos tiempos nos han abocado a un enemigo de los mitos: el google. Hoy mismo he descubierto que ni La Lupe ni Carmen Miranda se suicidaron con tanto glamour. Las dos murieron cuando sus corazones de diosas del escenario no soportaron una función más.
Así me he propuesto relataros lo que vaya descubriendo de las divas que nunca se despidieron del mundo de una forma tan graciosa. Porque, lo que he ido sabiendo de ellas, merece contarse tanto casi como aquella leyenda tan insistente y escurridiza.

Carmen Miranda es recordada y parodiada por sus excesivos tocados frutales: apenas medía metro y medio. Grandes plataformas y sombreros de verduras esculturales lograban hacerla parecer tan grande como era. Nació al norte de Portugal en 1909, pero su familia emigró hacia la calidez y la prosperidad de Brasil cuando ella tenía sólo un año. Siendo adolescente trabajó como una jabata para costear el tratamiento contra la tuberculosis de su hermana. Uno de sus empleos fue en una boutique: allí aprendió a confeccionar sombreros. (Una prueba más de que todo lo que probamos y nos equivocamos por el camino, sirve.) Pero ella soñaba con ser artista.... y poseía la voz templada de un ángel.
La descubrieron... y pasó de cantar en una emisora local, a subirse a un escenario, a rodar películas. Fue una diva de la samba en los años 30 en Brasil. En el espantoso 1939 llegó a Nueva York por la puerta grande. (Otra señal que nos muestra como los peores años pueden ser decisivos para nosotras.) En 1945 fue la mujer mejor pagada en Estados Unidos. Se consagró como cantante latina ante un público ávido de exoticidad. (Otra lección: si por lo que te reprimen puedes sacarles la plata, hazlo.) Fue muy críticada en Brasil y en todas partes como oportunista, a lo que ella respondió altiva (desde su metro y medio de diosa) con dos canciones: Dicen que me he americanizado y La banana es mi negocio. (El cinismo como venganza.) Se enganchó al tabaco, al alcóhol, a los barbitúricos y a las anfetaminas. Murió de un paro cardíaco a los 46 años en el escenario, nos sin antes despedirse de su público. Brasil rindió luto y homenaje a su diva repudiada. (La venganza es un plato que se sirve incluso cuando tu cuerpo ya está frío.)
Este video pertenece a una de las películas que rodó en Brasil antes de que las yankis se la llevarán, en 1939. Dan ganas de verla así todos los días al despertar, tan radiante y triunfal. ¡Viva Carmen Miranda!


z
¡Ayyyyyy amaaaaaa! La Lupe nació en Santiago de Cuba el año en que Carmen Miranda llegaba a Nueva York para triunfar, 1939. Iba para maestra, pero la oposición paterna y su poderosa y arrebata voz la arrastraron hacia los escenarios más legendarios de La Habana. Dicen que su temple incendiario la llevó al exilio yanki tras la revolución comunista del 59... rumbo a Miami y después a Nueva York, como no. La Lupe llegó para desempolvar la salsa de salón de los cincuenta y convertir la música latina en un grito arrabalero y explosivo. Nadie se resistía a su voz: fue la primera mujer latina que conquistó las salas y teatros más serios. Triunfó en toda América. Siempre fue mejor que Celia Cruz, ella nunca se lo perdonó. Tras avatares discográficos propios de una reina y no de una empresaria, pasó a segundo plano. Sus hombres también la traicionaron, como era de esperar. Era santera desde niña, sin embargo, en los ochenta se refugió en la iglesia evangelista. Llegó a grabar varios temas religiosos: dicen que nunca se escuchó aleluya seguido de un gemido tan orgásmico. Murió de otro paro cardiáco en el pequeño apartamento que compartía con su hija Rainbow... el 29 de febrero de 1992. Sólo una reina apócrifa puede elegir esta fecha para despedirse.
Aquí os dejo mi canción favorita de La Lupe, ¡todo un tratado de desamor! (Es Yo no lloro más)
¡Increíble, no está! No hay casi nada de ella, la han borrado. En su lugar este video viejo y oxidado con una Lupe mayorcita que canta... cómo acostumbrooooo.

2 comentarios:

Helen dijo...

a lo mejor es que las divas no mueren nunca... ni en un baño de vómito ni en una cama de hospital. no pasa lo mismo con los ídolos del rock, que nos encanta verlos desfigurados en su borrachera. pero las divas son algo más: pasión, tenacidad, perseverancia, fortaleza... no sólo un golpe de suerte o una estrategia de marketing. sino un "a pesar de", un "contra todo pronóstico"... y sus historias nos ayudan a creer que no hace falta morir en la cloaca, aunque mucha gentuza así nos querría ver..

bsazos!!!

lolito dijo...

xurri
komo me pones kuando escribes!
diosas divas grandes tan cercas i acesibles!
hare internetting intensivo para esta buskeda!
muaks