domingo, 3 de enero de 2010

I LOVE SAMANTHA JONES.... ¿ME ESTARÉ (DE)VOLVIENDO HETERA?

Mi bioamatxo, biosister (disculpa Alira, volvemos a hablar de yogures) y yo nos hemos regalado para el olentzero (papá noel osito vasco) la edición completa de Sex and the city: somos una auténtica familia de petardas. Entre copa y polvo, me la estoy tragando enterita. Ya sabéis como somos las yonkis, decides que es el último capítulo que ves esa noche pero, cuando aparecen los títulos de crédito, te miras y dices: ¡uno más!
El espíritu de Samantha Jones me está poseyendo por momentos. Adoro a esa mujer, por mucho que sea obra de unos guionistas. Nadie levanta la ceja, sonríe y suelta una perla como ella. Una de tantas... cuando la insoportable megamanipulator Carrie se larga corriendo del despacho de su amiga al descubrirla despidiendo amablemente a un repartidor, la tremenda Sam grita: ME VESTIRÉ CÓMO QUIERA Y SE LA MAMARÉ A QUIEN QUIERA MIENTRAS PUEDA ARRODILLARME Y RESPIRAR... Jodeeeeer, qué aplicación más sublime de la famosísima sentencia del Che.
La serie resultaría insufrible sin ella. Eso sí, reconforta a una sobremanera de haber salido corriendo de la cutrez heterosexual. Pero millones de mujeres en este mundo tan heterocomplaciente se han tragado horas y horas de Samantha Jones suficientes como para replantearse que pueden mandar al carajo su rol de romanticoides eternamente insatisfechas y comportarse como zorras deslenguadas y hedonistas. Tiendo a ser ingenua y a creer en un futuro mejor: igual ahora mismo en cualquier rincón de este mundo hay una mujer bebiendo cosmopolitan y llevándose al catre a un capullo sólo con la intención de correrse. Esa idea me hace sonreír.
Muchas veces lo he pensado, una noche se lo dije a una chica que me estaba relatando en La Bata sus andanzas: las bolleras somos unas cobardes, admiro hasta el éxtasis a las heteras malas, ellas sí que tienen huevos.
Que existan mujeres capaces de batirse de igual a igual con los hombres es una conquista para todas. Samantha trata infinitas veces mejor a los tipos con los que folla que sus tres melosas amigas a los hombres de sus vidas, todo está claro. (A veces me pasa con algunas amigas heteras, me taladran con sus quejas sobre sus novios y yo pienso para mis adentros: pobrecitos, qué aguante.)
Bajo el cuerpo de vértigo, las joyas faraónicas, la melena rubia y la lencería millonaria de Samantha Jones, late un macho. Aunque ya casi nadie se atreve, muchas veces a lo largo de mi vida un tío o una marimacho me ha tratado como si fuese una boba pasiva y entrable por el hecho de llevar un vestido demasiado breve. Una vez le dije a una: querida, por mucho que lleves el pelo corto, si quieres follamos y te demuestro quien es aquí el macho. He puesto a muchos hombres a cuatro patas.
Esa bravoconería me excita en las mujeres. Mi querida Carmela y yo, cuando nos juntamos, podemos pegarnos horas relatando con quien hemos follado y a quien nos queremos follar. Por supuesto, nos entra tal calentón que solemos terminar la conversación horizontalmente. Una tarde, un testigo marica nos dijo: parecéis garrulos.
En dos o tres capítulos, Samantha se vuelve lesbiana. Joder, qué risas. Sus amigas, en uno de tantos desayunos antológicos en los que ella se despacha como una auténtica filósofa del sexo y de la vida, le preguntan por "su relación", esperanzadas de que por fin la Gran Zorra hable de sentimientos. A lo que ella empieza a narrarles TODO lo que está descubriendo de los secretos del coño. Samantha no soporta el nido lésbico, su novia sólo quiere bañarse con ella y hablar de "su relación". Termina diciéndole: ya estoy limpia, no quiero bañarme más. Quiero follar...
Eso sí, a partir de ese momento y a lo largo de toda la serie recordará con una sonrisa "la época en la que fuí lesbiana".
Una amiga hace años tuvo una novia, su primera y única novia. Al menos por ahora. La neolesbiana trató de engancharse a "The L Word", presionada por su chica, pero nunca le gustó. La lesbiana de pedigrí se lamentaba: eres hetero, te gusta más "Sex and the city", esa es la prueba.
Sam huye del Amor durante toda la serie. Tengo una imagen suya grabada a fuego en mi retina: su cuerpo glorioso extrangulado por un vestido oro brillante, taconazos, desgreñada como si se hubiera peleado con veinte gatos, rimel corrido, llamando a un taxi, móvil en mano...
- Ayer follando de éxtasis le dije a Richard que le quería, mierda.
- Nena, era el éxtasis. Aunque igual le dijiste lo que sentías.
- ¡Y una mierda! Estaba tan colocada que me hubiese declarado al taxista o a una farola.
Igual que Sam, yo me reservo mucho antes de abandonarme al MDMA.
Como todas las auténticas putas que conozco, es una humanista. Mil veces más benevolente y generosa que sus ridículas y neuróticas amiguitas tan preocupadas por "los sentimientos". Conclusión: correrse mucho y con mucha gente es bueno.
Hoy no tengo vodka en casa. Ni triple sec ni zumo de arándanos. Sólo tengo los limones, la coctelera y cuatro copas iguales que la que sostiene Samantha, pero sólo de pensar en ella me siento como si me hubiese tomado algunos Cosmopolitans de esos tan ricos que me prepara mi querido Gianni. Y que me tumban, como a la rubia depredadora.
Una vez escuché decir a Sharon Stone que, si volviera a nacer, sería lesbiana. Yo estoy muy contenta donde estoy pero quizás, si volviera a nacer, me pediría ser Samantha Jones.

P.D... Un cotilleo: cuando cumplí 34 años, obligué a Beto Preciado y a Virginie Despentes a ver la película de Sex and the city. En el cine. Virginie estaba encantada pero Beto apareció con gafas de sol y decía, "qué no me vea nadie, qué vergüenza". Por si nadie le vió, yo lo largo. Es de las cosas más perversas que he hecho.


8 comentarios:

M dijo...

Sips! Aterricé en el mundo blog!. Por cierto que tengo alguna foto chula de las jornadas, en la que sales con mucho glamour. Si quieres te la mando.

Gran indiscrecciòn contar lo de B.P... hay que ser malvada!

Besosssss!

Acera Del Frente dijo...

¡Vivan los lácteos! yo te dejo que hables de todo tipo de fermentos, ¡que lo que una aprende contigo bien vale eso!Además, un chute de leche (o similares), sienta la mar de bien..jaja.

Samantha Jones salva la serie sin duda. Entre tanta ñoña y tanta mezzosoprano melodramática, una auténtica travela de corazón como esta es como un kit-kat. Yo no he visto la peli de Sex and the City, pero mi gran pregunta, dado que la cadena que lo producía era por cable (y por tanto podía twner un contenido más explícito): con una película sobre la serie abanderada por los grandes estudios....acaban convirtiendo a Samantha en ñoñoide?

Aliroid e

Acera Del Frente dijo...

Ah, se me olvidaba: el olentzero es pero qaue Samantha Jones: ¿Papá Noel Osito vasco? si, pero con un pqueño detalle: pedófilooooooooo. a este paso descubriremos que Olentzero en realidad era una yogurina comiendo Bio...

manada furiosa dijo...

ahora que empiezo a regenerarme, llega la noche de reinas, grrrrrrrr

M: mándame las fotos, please, a hastalalimusinasiempre@gmail.com
sí, soy muy malvada, cuando estaba en la sala de cine pegada a beto presenciando el desfile de heteroñoñería y moda pensaba, soy una auténtica sádica!

Alira: en la peli, Samantha parece caer en las garras de la pareja, incluso de vuelve ocasionalemente monógama, pero al final vuelve en sí.... parece que kim catrall y sarah jessica parker están picadas, como la pesada de carrie es productora de la serie, se asegura el protagonismo y kim-samantha está hasta el coño de esta rivalidad y de que traten de relegarla a pesar de que sin ella, la serie cae.... parece que sarah-carrie no soporta que la puta de la serie esté mucho más buena que ella... en fin, aunque casi no tenga datos, yo por supuesto me alío con samantha... ¿y si ponemos su nombre firmando el manifiesto transfeminista? jaja

escribiendo otra vez dijo...

itziar, apenas llego al mundo virtual nuevamente, sumame a los correos, lizagar@gmail.com, me encantaria recibir de vez en cuando e inesperadamente alguna letra que me haga mojar, excitar sentir en cualquier lugar...

Ya empece a circular con otra perras de la manada el manifiesto que por supuesto ya lo habia dicho tod un llamado a la libertad...

Besos desde la ciudad del magnifico pasolini (habras visto sado su peli?)

Kattalintxo dijo...

nenaaaaaaaaa!!!
me gussssta tannnto!!
Yo tb tengo todas las temporadas, y ya no me acuerdo cuantas veces las habré visto!! Es tannn grande!
Nuestra querida Sam, cuantos momentos nos ha dado!!
nunca olvidaré cuando empecé a ver la serie. Todavía sin la certeza de mi ser bollero, Samanta consiguió que lo hetero no pareciera tan terrible.
¡Qué grande!
Enfin, sé que no soy Beto, ni Virginie, pero el 28 de Mayo, si así lo deseas, te acompañaría más que encantada a ver el segundo bodrio que van a hacer...
He oído que casan a nuestra Sam y que Carrie va a engendrar un bebé.
No podían joderlo más. Pero yo, quiero estar allí para verlo.

Un adelanto.
Me encanta, míralas en Marrakech tan divinas, igual igual que cuando estube yo esta semana santa...
http://www.youtube.com/watch?v=-oAWdwfygFY

Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!

manada furiosa dijo...

kattali... aunque la mismísima angela davis me llamase ese día para quedar, el 28 de mayo tenemos una cita....
samantha casándose... ya les vale
aunque, que voy a decir yo... espero que lo haga con un negro trans okupa politóxiko y sin papeles... o que me supere
de acuerdo contigo, samantha ayuda mucho a decidirse: o soy hetera mala como ella o chao... y como escuché decir a kim catrall ayer: yo no soy samnatha, qué pena!!!!!!
muuuuuaaaks
puuuummmm

MEDEAK dijo...

Ke bien lo he pasado leyendo el post. Me he meado viva!!! Samantha es lo mas!! sin duda alguna. A mi me hizo aprender tanto, me enamore de las heteras malas, y me reconcilie con las heteras, ke yo tb era de lo de la
mística de la feminidad, ala saliendo del armario y todo!!
Por supuesto me he visto la serie varias veces, he ido a ver la peli ( grande Samantha, ese momento final), y me encantaría compartir el estreno del destroce total de la segunda peli con vosotras, vestidas de gala y tol
rollu!!!
Bien!!!
Au
auro