miércoles, 10 de marzo de 2010






el transfeminismo como necesidad histórica de aquí y de otros lugares

Esta jornada de reivindicación por los Derechos de las Mujeres, exige una reflexión para hacer un balance que aporte retos venideros.

Siguen vigentes las causas que dieron origen al 8 de marzo, y en la actualidad además tiene como telón de fondo la crisis civilizatoria, que pone a las mujeres, al movimiento feminista y a sus ideas libertarias en una encrucijada.

Esta múltiple crisis nos presenta un ajuste estructural que desvela el auge del capitalismo del desastre estructurado al sistema patriarcal y dejando al sistema democrático como garante de su mantenimiento. Esta crisis civilizatoria nos enfrenta a los límites que ha desvelado el abuso intensivo del planeta provocando la feminización de la pobreza y de la migración; la implicación de concebir la vida y el bien común como meras mercancías. La velocidad y sofisticación del sistema financiero y de acumulación del capital, de la industria militar, de la industria farmacéutica, tecnológica y mediática, nos obliga a repensar la realidad actual de las mujeres y hacer una revisión de las ideas de igualdad, los alcances de los avances y clarificar los retos.

Las mujeres del Sur del planeta han estado viviendo este ajuste estructural por décadas, es esta zona donde se ubican no sólo las materias primas sino las reservas naturales. A las mujeres inmigrantes por tanto no nos ha sido ajeno la vivencia del racismo en nuestros países de origen. La alianza del capital local heredero de la colonia y el capital internacional, han sido los motores del ajuste y de las violencias consumadas. Los feminicidios son una clara muestra del encadenamiento del clasismo, el racismo, la migración violenta, la prostitución forzada, el tráfico y la esclavitud y sobreexplotación de las mujeres. Nunca mejor dicho, que las inmigrantes entramos en la cadena de los cuidados a la que se sigue destinando a las mujeres nacidas a uno y otro lado del planeta.

Analizar el cómo entra en juego la estrategia farmacopornográfica en los cuerpos moldeados en el binarismo sexual, y cuáles son las estrategias de sobrevivencia a las diversas violencias sexistas aquí y en otros lugares del planeta. El control a través de la heteronormatividad, de las identidades incluida la falta de Derecho a existir porque el cuerpo no se corresponde al sentir, o por tener otro color de piel o enviarte fuera de los márgenes por estar “sin papeles”. Todos estos son retos impostergables del transfeminismo.

Cómo se actualiza el patriarcado, el alcance de las fuerzas conservadoras y la transfiguración de las religiones en los Estado-nación, el desmontaje de la ONU, las ideas leyescentristas que domina a la sociedad y nuestras visiones de lucha.

El recoger tanto el cómo afecta esta crisis civilizatoria a las mujeres y cuáles son las estrategias para enfrantarla, es un reto para repensarnos como sociedad, y pensar un transfeminismo multicultural como necesidad histórica.

6 comentarios:

villullas dijo...

Te propongo un anarco meeting al sol de la Gaztelu Enparantza, subida y encadenada a unos bidones de cermeza, con miles de boas, gritando VIVA EL TRANSFEMINISMO (Y EL PLACER)

Itziar a ratos dijo...

siempre me sientan tan bien Las Garaipen... cuando me encuentro en ambientes muy queer, echo en falta dimesiones migratorias, raciales, macroeconómicas, interplanetarias, demasiado ombliguismo primermundista; cuando me rodeo de "feminismo clásico", me falta un desafío real al binarismo, una ruptura radical con el género, demasiado esencialismo... y a la vez necesito YA una superación de esa brecha que parece condenarnos al eterno debate del sujeto político, ¡qué pesadas nos ponemos todas!, a mí me sirve "mujeres" y a la vez post-mujeres, trans, gender fuckers, no puede ser tan excluyente cuando tenemos el mismo enemigo, no podemos quedarnos ahí, cual anarquistas de salón en una inmovilizante partida de ping-pong antagonista...
las Garaipen lo tienen todo y eso me hace sentirme políticamente más posible...
soy fan total!!!!!!

jajaja..... silvia.... ME APUNTOOOOOO!!!!!

Itziar a ratos dijo...

villullas, andaaaaaa, pon una foto tuya de cuando estampaste tu linda cara contra el asfalto del Mal en Barcelona el pasado 31 de diciembre, en plan mujer-elefante!!!!

LaNago dijo...

Estoy contigo Itzi, cuando me llegó el texto me encantó, YO TAMBIÉN SOY FAN DE LAS GARAIPEN, en lo político y en lo afectivo, porque siempre nos ponen una teta de consuelo, y así es como yo concibo la militancia.
Un muxu Reina chochona

M dijo...

Al final va a ser que es su propio objeto de deseo, y por eso se la miran tanto...

Se agradece un poco de pensamiento integral, sí señor. Grandes las Garaipen.

Besoooosssss!!

¡LAS GARAIPEN! dijo...

qué barbaridad, qué cosas más bonitas nos decís¡¡que me emocionoooo¡¡¡¡ gracias, guapa, todas sabemos lo reconfortante que es que nos reconozcan, nos mimen¡¡¡. Y estas es una de las cosas que me gustan de esta red que hemos creado¡¡¡ Como dice Nago lo afectivo es un aspecto superimportante para crear alianzas, luchar contra el heteropatriarcado y bueno, pasarlo biennn¡¡¡ cada vez entiendo más lo de la manada como estrategia política de lucha y de sobrevivencia personal y colectiva. La autogestión de nuestras vidas pasa por volver a la manada¡¡¡ Y por cierto, Nago y demás guerreras transfeministas del mundo, mis tetas son lo suficientemente hermosas para dar consuelo a muuuuchaaassss¡¡¡¡ no sabeis cómo me encanta¡¡¡
Bea