miércoles, 20 de octubre de 2010

SAYAK Y LA GOTA DE MERCURIO

(Sayak et moi achinadas por la dicha de abrazarnos... y por la aromática hendricks que me regaló el día de mi freaki-boda. Foto de Aniana Escosura.)
Desde hace algunas décadas es evidente que el feminismo no es uno, sino que en su composición puede ser comparado con una gota de mercurio que estalla y se pluraliza, pero que guarda dentro de sí una composición que le permite multiplicarse, separarse y volver a unirse por medio de alianzas...
Sayak Valencia
Capitalismo Gore
Melusina 2010
Maldita genia, cómo me está poniendo tu Capitalismo Gore...
Qué ganas de verte y compartir en Sevilla. Espero que te vuelvas a calzar tu traje chaqueta a lo Jackie Brown chicana sin ná debajo con el que me cautivaste la primera vez que nos sentamos a platicar y no había manera de desengancharnos.

2 comentarios:

anateresa dijo...

Leí su libro "Devenir perra" y sí tiene razón, basta con el estereotipo feminista, tampoco hay razón para ser oscuras y rígidas.. una humilde sugerencia, algunas no conocemos el significado de algunos términos utilizados en el libro, por qué no un glosario? tuve que preguntarle a mi hijo menor (ex punkie) sobre algunos...discurseó pero creo que le entendí, saludos

lechuzardilla dijo...

Aunque vierta mis heces sobre él me someto al sistema y a la voluntad dominante de la administración pública y mañana a las 8:30 tengo que estar currando... bueno... currando... ejerciendo de becaria aunque esté trabajando como la que más. Hace rato que debería de estar durmiendo, pero es que he llegado hace un momento largo a este tu blog (además de al otro, devenirperra) y estoy sobreinformándome... y me estoy enamorando profundamente. Cada vez que cazo por ahí retazos de transfeminismo una lagrimica me recorre la mejilla y me acuerdo de cuando de más nena en el cole, privado, conservador, no de monjas, por suerte, una de mis ocurrencias se me escapaba por la boca y pasaba a ser esa "rarita" que dices que te consideraban desde pequeña en alguna otra de tus entradas... Cuando llegué a la universidad (hace 6 años) y empecé a toparme con que había seres humanos que escribían las cosas que se me pasaban por la cabeza conseguí encontrar mi sitio por primera vez sabiendo que no era la única outsider del planeta (siempre tuve claro que no lo era, pero ya se sabe qué cotas alcanza la soledad en la adolescencia). GRACIAS joder, por vuestro empeño y vuestros poderosos y combativos genitales. Buenas noches!