viernes, 19 de junio de 2009

ENCUENTRO CON LAURA-OLYMPE


El miércoles pasado tuve la suerte de conocer a Laura Bugalho en Zaragoza.
Ella presentó mi libro con hermosas palabras y a mí la emoción me derramó el gintonic encima.
Hace días se me apareció Olympe de Gouges, cuando en la presentación de Iruñea se me ocurrió soltar que el feminismo ya era una mujer cuarentona y Silvia Fernández me fulminó con su pronto navarro: querida, el feminismo ha pasado ya de los dos siglos, como poco.
¡Qué rápido olvidamos a veces a nuestras antepasadas!
Desde entonces la testaruda Olympe me persigue como para revelarme algo desde ultratumba. ¡Qué todos los fantasmas sean así y vengan a importunarme! Inventaremos nuevas perversiones, sexo con guerreras del más allá.
De pronto entendí la insistencia de Olympe, me estaba señalando a Laura.
Nuestra tatarabuela Olympe de Gouges es considerada (hasta por mi patriarcal libro de historia del instituto) como la mujer que prendió la mecha del feminismo.
Era pobre, bastarda, incendiaria. Fundó con otras compañeras de batalla el 1790 la Asamblea de Ciudadanas. Su lucha siempre fue transversal, defendía un frente común de bastardos, hijos abandonados y sin nombre, mujeres solas,... Acudía a las asambleas de hombres negros y fue una ferrea detractora de la escavitud.
Olympe y sus hermanas participaron activamente en la revolución y después fueron apartadas, sacrificadas. Ya podíamos haberlo aprendido de ellas, cualquier revolución que no contemple la destrucción del patriarcado como prioridad, acabará deborándonos.
Fue condenada a muerte por "mala madre, esposa sin virtud y perdida que se creía un hombre de estado"...
No le perdonaron la traición a su género.
Laura Bugalho fue detenida hace semanas y acusada de ayudar a sin papeles.
Como Olympe, Laura no puede parar ante la injusticia. El extremo acorralamiento al que son sometidas millones de personas ilegalizadas y explotadas por esta Europa negrera.
El miércoles nos contó historias de esclavitud actuales para no dormir.
Yo le pregunté: ¿como llegan a ti unos recolectores rumanos del pimiento del padrón?
Ella me dijo: ha corrido la voz de que yo les ayudaré.
Es una mediadora tenaz. Y no se para a pensar si son trans, mujeres, hombres, maricas, bolleras, afines, blancos, azules, amarillas,... Antes de nada, son negadas como personas. Y eso es lo que Laura no puede soportar.
Por eso es tan peligrosa para el sistema, porque Laura no se para. Parece arrastrada por una convicción sobrenatural.
Igual estoy perdiendo la chabeta con tanto viaje, con tanta emoción, pero permitidme que os lo revele: algo del ímpetu de Olympe palpita en Laura. Yo lo he visto.

Mil gracias a Towanda. A Nines y a Luisa (aunque me empeñe en llamarla Pilar), a Concha (quiero un taller de autodefensa tuyo ya!), a todas las perras y perros de Zaragoza que nos trataron tan bien y con quienes charlamos y construímos acaloradamente (y no sólo por el termómetro). Qué placer ir hallando manadas tan poderosas per tot arreu.

4 comentarios:

las chulazas dijo...

que bonito itzi!!que bonito todo lo que dices de Laura y que verdad!! y me encanta la comparacion!!
jo nena vas a crear una gran manada con tu libro!!que grande eres!!!!!
muxu

MEDEAK dijo...

Ole ole y reole, ke bien has descrito la fuerza de Laura,ke bonita comparación!!! Es ke las perras que ladramos sin descanso al patriarcado somos atemporales.Ke importante es reconocernos para empoderarnos hoy con nuestras redes,y vernos en
referentes del pasado tan kañeros,nosotras siempre hemos estado ahí,luchando contra los cabrones que nos agreden con su estupidez.
Me ha encantado tu canto a Laura.
Muaksssssss

LadyKatana

manada furiosa dijo...

preciosas, es que es verdad, el feminismo místiko corre por nuestras venas...
ususkiero!!!!

ITU dijo...

ayayay que no lo había leido!! que grandes tus palabras y que grande Laura...me ha gustado muchisimo lo que dices de ella. A nosotras nos dejó boquiabiertas en Córdoba...somos medio hijas suyas...

jo Itzi que bien haces, la comparación me ha encantau y todo la informaciñon que nos has dado de la Olympe..ay muxa emoción!!! y dispuestas a afilarnos los dientes y los megafonos por ellas (por Laura), para aullar como buenas perras y pegar mordiscos.

Un beso guapa!!